Cinema Paradiso

(Nuovo Cinema Paradiso, Italia, 1989)

Dir.: Giuseppe Tornatore

SINOPSIS

 

La película es una historia de amor por el cine. Narra la historia de un director de cine, Salvatore, que vuelve a su pueblo natal siciliano para acudir al funeral de su viejo amigo Alfredo, el antiguo proyeccionista del cine “Nuevo Cinema Paradiso” y también artífice de su pasión por el cine en su infancia y juventud. La película constituye un retrato sentimental de la Italia de la posguerra y una declaración de amor al cine.

 

La historia se desarrolla en un pueblo de Sicilia, Giancaldo, en 1954. El único pasatiempo de la gente del pueblo era disfrutar de las películas del Cinema Paradiso. Encantado por esas imágenes, Salvatore deseaba con todas sus fuerzas que el cine fuese en realidad magia. Un día, Alfredo, el operador de cine, accede a enseñarle los misterios que se ocultan en una película. Llega a mostrarle incluso el misterio de la censura parroquial. En un momento determinado se incendia el Cinema Paradiso donde Totó salva la vida de Alfredo pero éste, se queda ciego y no puede seguir como operador. Le releva Salvatore. Llega el momento en el que Salvatore deja el pueblo y empieza a cumplir sus sueños en la vida real y se convierte en realizador de cine y televisión. Treinta años más tarde, un mensaje urgente le hace regresar al pueblo: Alfredo ha muerto y van a demoler el Cinema Paradiso.

 

Reparto: Philippe Noiret, Jacques Perrin, Salvatore Cascio, Agnese Nano, Brigitte Fosey, Marco Leonardi, Antonella Attiu, Enzo Cannavale, Isa Danieli, Leo Gullota, Pupella Maggio, Leopoldo Trieste.

 

Les doy la bienvenida nuevamente a su sección Cinefilia en Evil Rock/Metal, hoy les voy a platicar de una película que seguramente han oído el título o mejor aún, la han visto; así es, “Cinema Paradiso”, un fabuloso filme italiano que sin duda nos hace añorar el viejo cine, en sus inicios para ser exactos, cuando era todo un acontecimiento el asistir a una función de cine, y no sólo el visualizar la película del momento, sino el hecho de convivir con todos los asistentes, en fin toda una experiencia.

 

De la película se han hecho tres versiones: Originalmente duraba 155 minutos, pero debido al bajo éxito que obtuvo en Italia, el largometraje se acortó a 123 minutos para su estreno mundial. La versión extendida (director´s cut), editada en DVD, es de 174 minutos. Entre la versión extendida y la internacional no sólo hay diferencias de duración, sino también de sentido y contenido.

Segundo largometraje de Tornatore (“El profesor”, 1986). Escrita por él con la colaboración de Vanna Paoli, tiene una importante base autobiográfica. Se rueda en escenarios naturales de Bagheria (Palermo, Sicilia), ciudad natal de Tornatore, otras localidades de Sicilia (Castelbuono, Cefalú…) y Roma.

La música de Ennio Morricone, ofrece una banda sonora admirable, con composiciones alegres y festivas, como el tema principal (“Nuevo Cinema Paradiso”), dramáticos (“Cinema in flamme”), melancólicos (“Visita al Cinema”) y un hermoso tema de amor, de Adrea Morricone. Sobresale el “scherzo” que acompaña a la escena de Totó y Alfredo en bicicleta.

La hermosa fotografía de Blasco Giurato en color, aporta una descripción visual realista, amable y humorista, que complementa con primeros planos intimistas y melancólicos hacia el final.

 

Estamos frente a una cinta metacinematográfica, es decir una película que habla del cine mismo, haciendo alusiones, reflexiones, guiños o citaciones de un texto fílmico dentro de otro y este junto a Ocho y medio 8 ½ de Federico Fellini, son de estos tipos de filmes italianos más reconocidos por los espectadores, no en vano fue ganadora del Óscar y el Globo de Oro a mejor película extranjera, así como el premio especial del jurado del Festival de Cine de Cannes del mismo año.

 

¿Pero que la hace tan especial? Pues bien, en ella vivimos el amor, pero no sólo el romance entre dos personas, sino el amor hacía el cie, y además vista desde la inocencia de Salvatore (Totó), que desde muy pequeña muestra un enorme interés y pasión por el arte de apreciar las películas y además de entablar una amistad verdadera y duradera con el proyector de las cintas Alfredo, que más tarde le cedería ese puesto y que permanecería así hasta la adolescencia. Además es una sincera radiografía de los pueblecitos sicilianos de la época y por supuesto de su gente, cómo se divertía, lloraba, se enojaba y hasta se excitaba al ver ciertas escenas con los actores teniendo cierto acercamiento intimó, esto porque en aquella época apenas se empezaban a permitir verlas y no censurarlas cómo en un principio era.

 

Durante las proyecciones y carteles se pueden apreciar referencias de muchas películas. Es el caso de Verso la vita (Les bas-fonds, Jean Renoir 1936), Casablanca (Michael Curtiz, 1942), La diligencia (Stagecoach, John Ford, 1939), La tierra tiembla (La terra trema, Luchino Visconti, 1948), La fiebre del oro (Lust for Gold, S. Sylvan Simon,1949), Charlot campeón de boxeo (The Champion, Charles Chaplin, 1915), En nombre de la ley (In nome della legge, Pietro Germi,1949), Lo que el viento se llevó (Gone with the wind, Víctor Fleming, 1939), Furia (Fury, Fritz Lang, 1936), Pompieri di Viggiù (Mario Mattòli 1949 con el gran actor y poeta italiano cuyo apodo es precisamente Totò), Arroz amargo (Riso amaro, Giuseppe de Santis, 1949), Cadena (Catene, Es el caso de Verso la vita (Les bas-fonds, Jean Renoir 1936), Casablanca (Michael Curtiz, 1942), La diligencia (Stagecoach, John Ford, 1939), La tierra tiembla (La terra trema, Luchino Visconti, 1948), La fiebre del oro (Lust for Gold, S. Sylvan Simon,1949), Charlot campeón de boxeo (The Champion, Charles Chaplin, 1915), En nombre de la ley (In nome della legge, Pietro Germi,1949), Lo que el viento se llevó (Gone with the wind, Víctor Fleming, 1939), Furia (Fury, Fritz Lang, 1936), Pompieri di Viggiù (Mario Mattòli Raffaello Matarazzo, 1949), Siete novias para siete hermanos (Seven Brides for Seven Brothers, Stanley Donen, 1954), Ulises (Ulisse, Mario Camerini, 1955), El grito (Il grido, Michelangelo Antonioni, 1957), Moby Dick (John Huston, 1956), Obsesión (Ossessione, Luchino Visconti, 1943), Y Dios creó a la mujer (Et Dieu créa la femme, Roger Vadim, 1956) entre otras muchas.

 

También no podemos dejar a un lado los sabios consejos de Alfredo, consejos que hacen que el pequeño Totó se convierta en director de cine y ni se diga el especial regalo póstumo que le espera a Salvatore a su regreso al pueblo que lo vio crecer y que nos dará un memorable y emotivo final para recordar toda nuestra vida.

 

En celebración de 25 años de está película podrás revivirla con un reestreno en salas mexicanas, este abril.  será esclusivo en la cadena de cines "Cinepolis" (consulta cartelera)

 

Mariana Serrano.